Conny Méndez

connymendez

Juana María de la Concepción, más conocida como Conny, nació en Caracas el 11 de abril de 1898 y murió en Miami el 26 de Noviembre de 1979. Se inició en los estudios de Metafísica en 1939 en el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. En 1946 se hace discípula directa del famoso Maestro Metafísico y conferencista Emmet Fox. En 1960 conoce las enseñanzas del Maestro Saint Germain de quien recibe instrucción durante dos años en Nueva York. Es la primera persona que escribe e instruye sobre Metafísica en el mundo hispano parlante, dando a conocer los Rayos, los Maestros y la Ley de Mentalismo. Además de esto es pintora, caricaturista, compositora e intérprete de sus propias canciones. Sus libros más conocidos son: "Metafísica 4 en 1 ", Vol. I y II, el libro de su biografía es "La Chispa de Conny Méndez".

metafisica connymendez

Rubén Cedeño

Metafísica de Conny Méndez

Colección 4 en 1

Cortesía de formarse .com .ar

EL PRINCIPIO DEL MENTALISMO

Como hay tantas personas que creo que jamás han oído hablar de eso, les voy a describir el Principio del Mentalismo. Para ello, les voy a dictar una serie de clichés, de manera que ustedes puedan poner en práctica de inmediato el Principio del Mentalismo; les advierto que es la forma de curar todas las enfermedades, las de ustedes y las de los demás; es la forma de resolver todos los problemas y todas las calamidades, es decir el Principio del Mentalismo es el descubrimiento SENSACIONAL porque el mundo no lo conoce y sabe muy poco de él. De manera sencilla dice que TODO, TODO LO QUE A NOSOTROS NOS OCURRE ESTÁ EN NUESTRA MENTE Y SE REFLEJA HACIA FUERA. Las enfermedades, el aspecto que tienes, si eres fea, si eres bonita, si eres gorda, si eres flaca, si eres vieja, si eres joven, la muerte, todos los problemas, todas las calamidades; en fin, todas las catástrofes del mundo se reflejan hacia afuera porque están en la mente individual como creencias, opiniones firmes, establecidas como conceptos. Todo, todo esto está en la mente de cada quien. Piensas en una cosa y ya. De inmediato quedó registrado y si no lo vuelves a pensar, se graba y llega a formarse lo que nosotros llamamos un concepto: es como el negativo de una fotografía que reproduce en el exterior el positivo de la foto, es decir, el retrato. Ahora sí podemos borrar todo lo que hemos pensado mal; ¡sí se puede: eso es lo que nosotros enseñamos y practicamos! ¡Por supuesto que sí se puede! ¡Uno se acuerda de que lo positivo se graba bello, se graba bien, todo lo positivo se graba y funciona en el exterior como una maravilla, todo lo que te ocurre es bueno! Las cosas que te ocurren son buenas porque has pensado positivamente y todo lo negativo es lo que sale reproduciéndose en todas las enfermedades, todos los males. Para mí es muy raro oír a una persona decir: "Bueno, tú sabes . . . tú sabes cómo es la gente de este país". Ya eso es negativo; entonces, para ti la gente de este país es antipática, la encuentras francamente antipática; todo lo que te pasa no puede ser de otra manera ya que tú tienes esas creencias. Una persona me dijo el otro día: "Me han puesto el teléfono pero no está comunicando todavía porque tú sabes cómo es la gente del teléfono" Entonces le di un regaño y le respondí: "No señor, la gente del teléfono no tiene la culpa de que estés pensando y decretando que no te lo van a poner. SI PIENSAS DE ESE MODO ELLOS TE OBEDECEN". Bien, resulta que ya saben ustedes un poco lo que es el Principio del Mentalismo, es un descubrimiento SENSACIONAL porque pensar que podemos cambiar nuestra vida y cambiar todo lo que nos sucede y transformar todo es un descubrimiento sensacional. (Yo era muy feíta y ahora me siento muy bonita). El Principio del Mentalismo es muy conocido por otras sectas, entre ellas, por ejemplo, están los Rosacruces y los Yokes, aunque no hacen una mención amplia (apenas un párrafo que explica el Principio del Mentalismo) ni lo practican -ni lo enseñan a practicar-, no poseen una fórmula, no se ocupan de ello; saben que existe pero nada más, en tanto que nosotros nos dedicamos a eso, a transformar nuestra vida y la de los demás -porque se puede transformar la vida de los demás-. Hay varias cosas que quiero que ustedes aprendan bien. Por ejemplo: sitio para estacionar. Ustedes saben que salen de sus casas por la mañana, tienen que hacer una diligencia en el banco, en alguna tienda de la Calle Real de Sabana Grande y antes de montarse en el carro ya están pensando: "... Y la cola que me va a atajar y dónde voy a estacionar porque lo que es hoy no hay nada; eso está lleno de carros; y esa cola por Sabana Grande y yo no voy a encontrar dónde estacionar". Pues eso es negativo y, naturalmente, ustedes no encuentran dónde estacionar. ¿Cómo se hace? Sencillamente tienen que aprender a acostumbrarse (porque es un hábito que hay que formar). Ustedes salen de casa y dicen lo siguiente: "YO QUIERO UN SITIO FRENTE AL BANCO, EN ARMONÍA PARA TODO EL MUNDO", y terminan diciendo: "GRACIAS PADRE, YA LO CONSEGUÍ". Quien no crea en Dios debe decir: "Gracias Cosmos", gracias a lo que sea y a lo que crean: "Gracias Amor Divino". Gracias a lo que ustedes aprecien más, digan gracias o simplemente "Gracias yo mismo". Bien, lo que ocurre es lo siguiente: como ustedes han dicho: "Armonía para todo el mundo", antes de salir ese puesto ya estaba preparado, ya la persona que está en el sitio -en uno de los tantos sitios-se está acordando de algo que tenía que hacer, en armonía, algo bueno, algo útil; una diligencia, algo que tiene que hacer y, por lo tanto, le conviene salir del sitio. Y en el momento en que llegas al lugar donde quieres colocarte, ves que el carro se va. ¡No me crean! ¡No me crean nada! ¡Pruébenlo y compruébenlo; no me crean, yo no quiero que ustedes me crean a ciegas! Pruébenlo y compruébenlo mañana por la mañana; eso sí: ustedes salen seguros de que estoy diciendo la verdad con toda fe de que son capaces. Digan: YO QUIERO, después EN ARMONÍA PARA TODO EL MUNDO, y GRACIAS. Ustedes han visto que ya hemos nombrado las colas. Están parados en una cola. ¿Qué es lo que dice todo el mundo?; "¡Ay, Dios mío!, ¿hasta cuándo? Yo que estoy tan apurado... ¿Cuándo terminará este tráfico del demonio?" ¡Y cuántas cosas más! No sé; yo lo he oído. ¡Nada de eso! En cuanto vean que se para el tránsito digan, piensen lo siguiente: "NO SE PUEDE DETENER NUNCA LA CIRCULACIÓN DEL PLANETA NI UN MINUTO PORQUE SERÍA EL CAOS UNIVERSAL". Fíjense bien, el sol no se detiene nunca, la tierra no se detiene nunca, la circulación de la sangre no se detiene nunca, el aire que respiramos no se detiene nunca. Eso les debe dar a ustedes la norma de que no existe detención de nada; lo que sí puede existir es la detención del tráfico. Sí, porque se trata, en efecto, de cosas menores. Sin embargo, pensar que podemos estar en una cola durante veinticuatro horas, que tendremos que irnos a pie para la casa es algo que no debería ser; y no habrá de suceder si invocamos una Ley espiritual que inmediatamente domina a la Ley material. La Ley material se pliega, se adapta de inmediato; ella no tiene derecho. Esos son los descubrimientos SENSACIONALES.

Ley de Oferta y Demanda Inicio Arriba

Metafísica de Conny Méndez.

Metafísica - Metaphysics